InicioDiviértete y aprendeTips para conservar alimentos que se dañan fácil

Conservar tus alimentos a veces requiere más que guardarlos en el refrigerador. Por sus características, algunos son más perecederos que otros y conservar su frescura es más complicado. Sin embargo, antes de volver a tirar a la basura una fruta, verdura o hierba, te dejamos unos tips para conservar alimentos que se dañan fácil y disminuir desperdicios de comida. 

  1. Las hierbas pierden frescura rápidamente. Para mantenerlas frescas durante más tiempo, corta la parte de debajo de los tallos y ponlas en un frasco con 100 mililitros de agua y tápalas con una bolsa plástica. La única hierba con la que no tienes que hacer esto es con la albahaca.
  2. La lechuga, bien conservada, dura muchísimo. Lava muy bien las hojas y deja que se sequen. Luego, envuélvelas en papel absorbente de cocina y haz capas con el papel dentro de una refractaria. 
  3. No laves nunca los champiñones antes de consumirlos. Lo mejor es retirar el plástico con el que vienen tapados y pasarlos a una bolsa de papel. Cuando vayas a consumirlos, saca la porción exacta y guarda el resto sin lavar.
  4. Las frutillas, los arándanos y las frambuesas duran muchísimo en el congelador sin perder su inigualable sabor. Lávalas y déjalas secar. Guárdalos en una bolsa y congélalos dejando buen espacio entre ellos para que no se peguen. 
  5. Utiliza siempre las mismas cajas para las verduras, es decir, una para la cebolla, otra para el tomate, otra para el pimentón; esto evita el traspaso de olores y hongos. El pimentón, la zanahoria, el zapallo y el pepino deben ir envueltos en papel absorbente dentro del compartimento de las verduras en el refrigerador. Esto ayuda a conservar su frescura. 
  6. Los plátanos maduran en un abrir y cerrar de ojos. Para ralentizar este proceso, envuelve bien los tallos en plástico. Otra opción es pelarlos y congelarlos partidos en trozos. 
  7. Para conservar el apio, separa los tallos, lávalos y déjalos secar. Luego envuélvelos en papel aluminio y guárdalos en el refrigerador.
  8. Aunque la mayoría de leches son larga vida, hay algunas que se avinagran más rápido. Para evitar este proceso de descomposición, échales una pizca de sal y agítala bien. 

Empieza a implementar estos tips para conservar los alimentos, para que se alargue la vida de lo que hay en tu nevera y puedas sacarles el máximo provecho a todos, sin desperdiciar ni un gramo de comida.