InicioMantén tu cuerpo activo y mente sanaBeneficios de caminar: mitos y verdades sobre el arte del movimiento

Cuando empezamos a caminar erguidos nos convertimos en seres humanos. Esta simple acción nos liberó las manos y también nos abrió un mundo de posibilidades que damos por sentadas: el simple hecho de poder caminar es una herramienta muy poderosa y beneficiosa para diferentes dolencias, condiciones y estados de la mente y del cuerpo. 

Aquí te contamos los beneficios de caminar y sus múltiples ventajas para la salud mental y física:

  1. Caminar aumenta el desarrollo de la capacidad cognitiva del cerebro, es decir, aprendemos más y mejor. 
  2. Ayuda a mejorar el sistema nervioso, disminuyendo los niveles de estrés.
  3. Caminar a plena luz aumenta la vitamina D en el organismo que, a veces, es difícil de obtener en los alimentos, y es vital para el buen funcionamiento de los huesos y de los músculos.
  4. Uno de los beneficios de caminar que más motivan a las personas es la pérdida de peso. Hacerlo mínimo tres veces a la semana, durante 35 a 40 minutos es una buena manera de quemar grasa y mantenernos en forma.
  5. Mejora el estado de ánimo, disminuye pensamientos negativos, de enojo, niveles de ansiedad y tensión. 
  6. Favorece la buena salud del sistema circulatorio, previniendo la aparición de venas várices y cuidando todos los órganos.
  7. 30 minutos de caminada protegen nuestro corazón, reduciendo el riesgo de sufrir infartos y enfermedades cardiovasculares. 
  8. Caminar cuida nuestro cerebro, pues tenemos menos riesgo de sufrir enfermedades degenerativas como la demencia senil y el alzhéimer. 
  9. Caminar tonifica piernas, glúteos, abdomen y mejora notablemente nuestro estado físico. 
  10.  Estudios científicos han demostrado que caminar contribuye a curar en un 45% el cáncer de mama en pacientes diagnosticadas, y a reducir en un 20% las posibilidades de desarrollar cáncer de colon. 

Los beneficios de caminar son tantos que todos deberíamos hacerlo más seguido. Si te resulta difícil empezar a hacer alguna actividad física, prueba a caminar 30 minutos 3 veces a la semana y verás cómo tu cuerpo empieza a disfrutar y a agradecerte el maravilloso arte del movimiento.