InicioMantén tu cuerpo activo y mente sana5 exfoliantes naturales que puedes preparar en casa
Descargar documento

Cuidar tu piel es muy fácil y sencillo con los exfoliantes naturales que puedes preparar en casa.

El cuidado de la piel incluye diferentes acciones. Desde lo que comemos, la cantidad de agua que tomamos y las rutinas de limpieza de mañana y noche. Exfoliarla también hace parte de estos cuidados, pues ayuda a la renovación celular, lo que mejora el aspecto de la piel y nos permite prepararla para aplicarnos cremas hidratantes, sueros y maquillaje. Aunque hay muchos exfoliantes en el mercado, algunos caseros suelen ser muy efectivos y fáciles de hacer. 

Descarga el PDF adjunto donde encontrarás 5 exfoliantes naturales para preparar en casa para que este paso de cuidado de piel no signifique un costo adicional dentro de tu rutina. 

exfoliantes naturales

  1. Exfoliante casero de café y azúcar: este es uno de los exfoliantes naturales para preparar en casa más conocidos y sencillos de hacer. Es ideal para mejorar el aspecto de la piel con estrías y celulitis. Para prepararlo simplemente revuelve una cucharada de azúcar y una de café molida en tu crema de cuerpo o aceite corporal preferidos. Aplícatelo en movimientos circulares antes del baño o durante la ducha y limpia. Un tip adicional es masajear con una esponja para activar la circulación de esta zona. 
  2. Exfoliante casero de miel y almendras: si eres de piel seca, este exfoliante casero te ayudará darle un aspecto más suave y terso a tu piel. Revuelve 3 cucharadas de miel de abejas, 2 almendras molidas y el zumo de medio limón. Aplícalo en el rostro limpio y seco haciendo masajes suaves circulares evitando el área de los ojos. Lava con agua tibia y aplícate tu crema hidratante. 
  3. Exfoliante casero de bicarbonato y limón: este exfoliante natural nos ayuda a controlar la piel grasa. Mezcla 4 cucharadas de bicarbonato con el zumo de un limón y un chorrito de agua tibia. Revuelve bien hasta que se haga una pasta y aplícatelo en la cara o en las zonas de tu piel con tendencia al acné: espalda, pecho, cuello. Masajea suavemente, deja actuar durante 10 minutos y lava con agua fría para cerrar los poros. 
  4. Exfoliante casero de clara de huevo: la clara de huevo sirve como exfoliante y además cierra los poros abiertos. Para hacerlo simplemente separa la yema de un huevo y bate la clara aparte. Prepara bien tu rostro lavándolo con un jabón especial de cara y agua tibia. Aplícate la clara en la zona T del rostro y déjala actuar durante 10 minutos. Lava la cara con agua fría y listo. 
  5. Exfoliante casero de avena, leche y miel: un exfoliante perfecto para suavizar la piel y remover células muertas que, además, huele delicioso. Mezcla dos cucharadas de leche, media taza de avena molida y una cucharadita de miel, hasta que se haga una pasta. Aplícalo en el rostro, cuello y zonas ásperas del cuerpo haciendo suaves masajes en círculos. Lava y aplica una crema hidratante al final para obtener mejores resultados.

Tips adicionales de los exfoliantes naturales para preparar en casa:

  • Utiliza ingredientes naturales y en pequeñas cantidades. 
  • No hagas los exfoliantes para guardar en el refrigerador pues se pueden dañar. Prepara siempre la cantidad necesaria antes de cualquier aplicación.
  • Si tienes alguna condición especial en tu piel, consulta antes de hacerlos y aplicártelos con tu médico especialista.
  • No son de uso frecuente. Se recomienda su uso máximo una vez al mes.
  • Si presentas alguna reacción alérgica, suspende su uso y consulta con tu médico. 
  • Aplícalos con ayuda de una esponja o paño de cara y cuerpo, de manera suave y en círculos para mejorar su absorción.