InicioMantén tu cuerpo activo y mente sana¿Cómo ser productivo? Beneficios de ser más ordenado

Ser más ordenados nos trae grandes beneficios, entre ellos, ser más productivos en el día a día.

La productividad es un concepto que se ha reevaluado mucho a lo largo del tiempo. Todas las personas tenemos la capacidad de producir dinero, servicios, conocimiento, ciencia, entre otros. Nuestro cerebro es una de las más avanzadas máquinas que existen, la cual nos ha permitido desde movernos y respirar hasta llegar a la luna. Por eso, uno de los grandes anhelos de los seres humanos es ser productivos. Y aunque para cada persona este concepto puede variar según su nivel de educación, conocimientos, profesión y cargo, todos podemos obtener los beneficios de ser más ordenados para aplicarlos en todas las tareas de nuestro día a día.

beneficios de ser ordenados

  • El orden es disciplina y la disciplina nos permite tener una rutina y cumplirla sin posponer lo importante.
  • Planear nuestro día desde temprano, incluso anotando las tareas más simples, nos ayuda a mantener el enfoque y a recordar todo lo que necesitamos hacer. En un planeador semanal o diario anota cada cosa que debes realizar.
  • Al ser más ordenados, tenemos mayor claridad sobre las actividades que debemos realizar para cumplir nuestros objetivos.
  • Otra forma de mantener el orden es dividir en importantes y urgentes nuestras acciones. Anota lo que debes hacer y subraya con un color diferente lo que debes hacer en el instante y lo que puede esperar. 
  • Para ser más ordenado evita concentrarte en varias cosas a la vez. Nos han hecho creer que el multitasking es una virtud, sin embargo, es mejor hacer una cosa a la vez dedicándole el tiempo y la energía que requiere, que estar disperso en múltiples tareas, esto genera desgaste y, a la larga, desorden.
  • Pide ayuda. Sí, cuando una tarea o actividad nos abruma, ya sea laboral o personal, buscar ayuda nos permite aligerar la carga y cambiar de perspectiva. No te quedes enfrascado en un problema, busca soluciones y elige la que más se adapte a tu necesidad.
  • El orden no es únicamente mental. Los espacios también son un reflejo de cómo vivimos cada día. Mantén tu escritorio ordenado y con los implementos que necesitas para trabajar; a la hora de comer, hazlo siempre en el comedor para que evites ensuciar otros lugares y te concentres específicamente en el momento de la comida; tiende tu cama apenas te levantes, este es un tip maravilloso, que nos da la sensación de estar haciendo las cosas bien y en orden desde que nos despertamos hasta que nos acostamos. Los grandes ejecutivos del mundo dicen que es lo primero que hacen para empezar el día. 

Recuerda que la vida es un balance entre trabajo, amigos, familia y pasatiempos. ¡Disfruta de cada uno y dedícale el tiempo que se merece para sacarle el máximo provecho a cada actividad!